Erwin Fher Masi Pérez | Bolivia

Etiquetas:    


BiografíaPublicacionesAutores Recomendados

Erwin Fher Masi Pérez (El Alto, 1997) Ha publicado en fanzines como Letramargo (2016) y Collanización/Alteñización (2023). Y obtenido la 2da Mención – 2015; 2do Lugar – 2016 en el certamen de poesía «Pluma de Plata» y 1er lugar en el concurso “Emma Villazón” (2022, Ed. Yerba Mala Cartonera). Actualmente escribe canciones para grupos de disco-chicha.

 

  • Pohemia (2017, Ed. Pakochi)
  • Literatura de Minibús (Performance de poesía para la 27ᵃ FIL-CCELP, 2023)

 

  • Melisa Arispe (Bolivia)
  • Jesús Lazcano (Bolivia)
  • Lucía Rothe (Bolivia)
  • Andrés Mariño (Bolivia)
  • Fabricio Callapa (Bolivia)

 

 

Erwin Fher Masi Perez

 

 

Amores fugaces
(Estrellas)
Rojo – X

En una tibia noche…
Nació una polilla.
Revoloteaba sin un “dónde”
Exageraba su corta vida.
Descubrió las estrellas,
Atónito y excitado.
Ascendió hacia ellas

¿Ilusionado o enamorado?
“Da igual, son estrellas”

Se acercó a una,
Se dispuso a abrazarla.
Y sin razón alguna,
Se quemó media ala.

…Vino una más brillante
Agonizando, la polilla se
acercó.

Estrella cometió tierna barbarie,
Dentro de ella, encerrado se
quedó.

Dudó de su lección,
Y en medio de enigmas.
Se preguntó en su prisión
¿Cuál estrella me quiere viva?

Violentamente observó,
Una estrella más pequeña.
Rompió su pseudo-amor
Y muriendo voló a ella…

La tercera, lo empujó
La segunda, lo encerró
La primera, lo quemó

…Y luna apareció.
Quizá resta escribir
Que sólo buscó ser feliz
Agonizó entre estrellas
¡Mierda!
Luna fue su sentencia.

 

CUCHITRIL TRICOLOR.

 

No pregunten por nombres
Pues todos los camuflaron
Yo soy el número doce
Numero de mis años.

Destetado del altiplano
Y sin noción de eso que llaman patria
¡Un número más del ganado!
Que escribe y clama sólo por rabia.

¿Morir por playas que no conozco?
¿Matar por banderas que son
ajenas?
Obligado a gritar himnos llenos de odio
Un perro adiestrado sólo para la guerra.

¡Atención fir!
Olvida todo ideal y valor moral.
¡A discreeeción!
Hazlo por la patria o ella te matará.

Porque no hay madre más compasiva
Porque no hay padre más protector
Que mutila jóvenes por un trozo de tierra

Y si eres indio, -camarada-
sólo seremos carne de cañón.

Lo grito a todo general alemán:
¡Mi raza no necesita camuflaje!
Pues tengo la piel Color tierra.
Ojos y cabello con tintes de petróleo
Dientes amarillos por fumar mis penas.

¡Terciar Armas!
Destinado a la orgía de sangre tricolor
¡Presenten ar!
Llevo el cadáver de mi niñez en un cajón.

¡Amada bandera!
¡¿Cuantos murieron por teñir
el rojo!?
¡¿Cuánto oro vale el indio
muerto en tus minas?!
¡¿Cuántos infiernos verdes
causaran tu codicia?!

¡Juré matar por ti!
¡Asesinaré al desertor!
No olvides cuanto asco y odio
Provoca tu histórico color.

 

DIOS EN CELO

Es un cawallero
de corte Firpo,
pantalón de tela,
y chamarra en cuero.

Azor y habitante
de la única peña-show en los 80’s:
Tres Cututus

Sus pasos:
son las sendas del ch´ojcho,
bebe Paceña de manantial kolla y
le sale el tufo alemán:
—Solo cholas macanudas —se exalta.

Baila con el vaso en la cabeza.
Como preste, además
se sirve como peruano
pero cuando me vea,
a ver si corre como tal

(me pregunto) 

tres cajas encimadas
hacen machón de su billetera.

Ojalá una cajita fuera por cada hermano que tengo, reniego;
mientras llevo seis vasos, vestido de blanco y negro. Y qué put´s, a sus
amigas proclamo: Este Jesús Mamani, es pues mi familiar. Se hace al
cojudo nomás; no me conoce dice, pero en la puerta recién me propone:
Cantinero, ¿no quieres un papá?

 

ODA-LOJAMIENTO

Da la cara Chuquiabo,
al apellido que es ausencia.

Que en tus venas está
el rosicler de los gusanos,
que compiten por papas palaciegas.

Rompe el castillo El Alto,
y deja la q’urawa en la mesa.

Que, a quien con fusiles te conoce
no se le agradece arrojándole piedras.

terrorismo es tu hijo y
surcador de guerrillas.

Agradezco que habla nuestra coba
y por eso en oriente no lo bajan de kolla
de poncho rojo y cabellera negra.
Indiada subversiva,
bajo el signo de los
dioses ultravioleta.

 

JALLALLA LOS CUCHILLOS

—Pampa es la espalda
para quien rayo es su mano.

Explica mi tío
con un cuchillo que brilla
al filo,
siempre frío
de futuros espasmos.

_Lindo reloj, brillas joyas_ cholita.
y bailas en mi ceja.
drogas llenan mi ch’uspita.

Tararea en tanto vigila,
Manzanita colorada
vieja canción o rúbrica
de cuchilla lubricada.

Me pide que preste atención,
sino la suerte de a quien entierra:
Desciende el rayo y parió Illapa,
muere otro joven pastor, joven
en Punta Apacheta o Puente — La Ceja

—Quien no nace en Yatiri, es solo ofrenda.

 

FOSFORITOS

 

mi casa
vieja fórmula del chuño
endureció
en el reverso de mis años

plastoforma

de oveja me han tratado
aquella infancia mechera

si el fuego he pastado
¿lava será mi sangre
cuando mi yugular florezca?

O sabré contenerme,
como el sol de la noche
que no existe aquí,
donde la realidad reina.

 

LLIPTA
CHOFERCITO

 

“chofercito carretero
llévame, llévame lejos…”
Los Shapis del Perú

cuánto te odian minibusero
cuando cantas tus chichas o subes cholitas
y aunque el cóndor corone tu parrilla,
siempre les resultas obsceno.

alzas borrachos, como
frutas de la avenida.
botados al fermento, porque:
mi teleférico los prefiere muertos,
antes que tufo en la cabina
cuánto te gritan,
hechicero del apotegma
recoges k’oleros, acomodas qhateras
hueles a lip’ichi, entre adictos a la fragancia del pino,
que cuelga de tu retrovisor.

te odian, pero evitan tomar el microbús
por ser nido de la muerte lenta
ya en el ascensor, murmuran
qué bien les queda todo a 1,50.

realizas contratos,
del taypi broncíneo a las peñas andinas
te odian por amplificar el campo
te odian por mezclar las dos bolivias.

hay quienes no se suben a taxis, porque ahí cogotean
también hay quienes te aborrecen, esto por cómo peleas:

hecho al tinku,
tu estilo es el de Maju Rioja,
aporreaste un par de Gold de Sopocachi,
reventaste unos Pulpos de Villa Dolores.

que te odien, ya no importa

total, confort y elegancia


mi humildad perdona tu ignorancia

 

¿Y SI LLAUK’ARAMOS?

 

si me tomas de la mano, y con la otra paras el minibús
que es mi intención
lasciva libación.
¿aceptarías besarnos donde nos agarre la curva?

qué bien nos queda existir de madrugada
para solearnos
—como lagartos—
al neón de los minibuses

dos cincuenta, y
nuestro lecho está conspirado,
de blanca sensación,
y que chifla de vez en cuando

suenan chichazos,
mientras me sumerjo en la seda
de tus manqhanchas
descubres porqué me decían k’achilo
y develas porqué a ti te llaman kalincha

todo parece un sueño auspiciado
por nuestras chuspas

todo, hasta que
suena el clásico de Alaska
—vas a ser mamá y yo seré papá

pero no nos hiela.
al contrario,
conspiramos zapatear
la rauda irpaka

¿y si llauk’aramos?
tanto
hasta que pongan como
aforismo minibusero
“prohibido llauk’arar, jóvenes”
y, aun así, sigamos haciéndolo.

 

 3.1416 LOTO

No fume
No escupa
No joda

Cuando entro aquí todo es prohibido pero el doble de eso es posible.

Sube un sarna, recién ungido con sus dos cachas, y al chofer le grita fuerte:

¡Vaamos, maestroo! que agosto es una bocamina hambrienta; un [g]rito de paso, sólo posible en el paso de parada

No avanzas.

Si salió tarde no es culpa del chófer…
Yo también fui un 0 kilómetro, susurras.

desde que t’ijchaste al voceador,
volvieron tus síntomas de p’ajpako;
y ahora tu voz es un loop eterno
en los nervios del megáfono.

…Oigo bien donde me llevas;
mas no ves bien mi complot entre tus asientos

Khaman, fulleas de gente.

Seis Cholas de Preste, cinco Caballeros de Oveja Tomé. Dos cajas de Huari, y suena
El Chutero de Simón de la Torre.

Arrancan tus ruedas, y yo giro la rueca.

mientras eres azote en la Autopista y
en tus ojos muere la avenida,
a mí me escuecen las manos
y en hebras de grasa desdicho a tus pasajeros.

Entonces:
tus cafishos de la metáfora te fallan,
porque no hay sticker que sentencie:

Señor(a) no se duerma,
aquí roban grasa.

2052
MINIBÚS DE GUERRILLA
ELEGÍAS AL EGTK

 

-Completos!

Sentáte espaldera
y solfea este santo-seña:

P: Itapallo o Matasuegra, ¿qué hay de saxrahora?
R: linchar presidentes x el Pasante de Guerra.

[uka jach’a uru jutaskiw]


12 pasajeros alimentan sus fusiles:
bloque de Fanáticos,
con armas que tañen cuan matracas
y la única ch’alla que conocen
son copiosas wilanchas.
[mi t’ojpa carmesí]

descenderás raudo, tiwula
por la autopista abandonada.
de ch’usa no te fíes y
quédate en la Wak’a Katari.

pututu en mano, incendia el bosquecillo.
has del fuego tu mesa y del humo solo anillos
como cercos sobre la cabeza; una aureola que corona
de qamiris, el asesino.


misión:

Si en el funeral del Illimani,
se suicidó el Huayna Potosí.
no se te vaya ocurrir,
—mata suegra en mano—
darte de baja si antes repetir:

“La Paz murió en el siglo xx
y El Alto nació de esa muerte”

sólo entonces te tocará hervir,
las hondas venas
de esa olla nacida para granear pólvora.
                                                  [uka jach’a uru jutaskiw] ¿podrás aflorar el itapallo?,
eufemismo atómico,
¿qué se sentirá después
del Plan Taraxchi?
La bomba que es flor,
con cariño desde Achacachi.

 

 

.

Colaboraciones relacionadas

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Síguenos por redes

Nos encuentras

Proyecto mARTadero | 27 de Agosto con Ollantay | Cochabamba - Bolivia

+591-4-4588778

laubreamarga@martadero.org