Víctor Vimos I Ecuador

Etiquetas:    


victor vimos

BiografíaAutores recomendados

Libros suyos han sido publicados en Perú, Bolivia, Paraguay, Argentina y Ecuador. Fue miembro fundador del Proyecto Editorial Matapalo Cartonera. Actualmente reside en Lima, donde colabora con la prensa escrita y la investigación.

Hugo García Manriquez (México)
Juan Yufra (Perú)
Magdalena Chocano (Perú)
Ernesto Carrión (Ecuador)
Jaime Nisttahuz (Bolivia)

      

Víctor Vimos

 
 

(De Ejercicios de Ritmo, 2015)

 

 

he tocado el mundo con la inocencia de quien regresa a casa riendo bajo la lluvia

mi música es el silencio
contenido entre un sonido y
otro de donde las palabras

gotean
gotean
gotean

hasta que la noche es noche y caben en sus cinco patas las estrellas
la luna que marcas con tus pestañas
mi cabeza

esta playa donde tu sombra vaga como un ciervo herido
entre los surcos del tiempo

y yo tomo tu sangre
sangre de sombra
      para apropiarme de tu fuga
posibilidad última de no extraviarte en el viento

pero una vez afuera al otro lado de mi cabeza
                                                                           plomo es tu nombre
un sudor de acero que crece
pero una vez afuera al otro lado de mi cabeza
                                                                           asedio es tu nombre
un tono de alba que crece
pero una vez afuera al otro lado de mi cabeza
                                                                           oleaje es tu nombre
un nudo de salitre que crece
pero una vez afuera al otro lado de mi cabeza

gote
    gote
        gotean



 
 
 
 
caudaloso espeso
abultado argumento
con que la noche es costra sobre esta roca

digo

     la oscuridad
basalto encarnecido en el aire
     mece su mandíbula
     y recorta la sombra de este objeto

¿es la cadencia del miedo?

Yo no quiero preguntarte por el miedo
               trueno macizo atorado en la entraña
sus agudas resonancias remontan mi entendimiento
me arrinconan
me engañan
mi preferencia ahora
se estaciona en aprender lo que hace la noche sobre esta roca

          bordar el confín de su peso
          cobijar su núcleo pétreo
          decir el infinito sobre cada uno de sus gramo

                                                                                        por ejemplo

una roca –esta–
no tiene por qué ensayar lo indefinible
hecha para conformarse siendo el cuenco
sobre el que la noche recuesta su quilla

¿es la cadencia del miedo?

Yo no quiero preguntarte por el miedo
                              cenizal encajado entre el ombligo y el pecho

mi intención ahora
es escuchar a esta roca superar la sombra

       a brazadas
       a contracorriente
       a braveo

fosforecencia sobre el pelamen de lo inclemente

Ah
pero
esta
roca
       no tiene por qué ensayar lo indefinible
       conformada para arrullar la osamenta del silencio

Eso sin importar

              la roca dice lo mismo que la flor
              lo mismo que el amor dice la roca
              y que la muerte
              y que el plumaje de un ave muda que emerge de la piedad

¿es la cadencia del miedo?
¿es el miedo?

No importa averiguar en tu vacío

Mi preferencia es ahora
la roca
              sorda cobertura del universo
que ya en el alba vuelve a ser una
                            vuelve a ser todas
 
 
 
 

(de Jueves, 2011)

 

El resto será como armar el mundo como nombrar por primera vez
aguas de cielo y tierra

Diré:
        Oh
        estrella

el tamaño de esta flor tiene el sonido de la ternura un espacio donde derramar todo el
silencio que nos deja
la despedida

y así demoler todo

        Oh
        estrella

dónde busco la estación de tu nombre el pelaje de tu corazón estremecido por el amor

Yo podría correr hasta tus brazos pintar el amanecer
pero ante esta edad que afiebra toda esperanza
                solo la contemplación me busca
                solo la contemplación me alcanza

mi hueso humea desde el sótano el color lechoso de la burla

                ingreso en un callejón donde es mi nombre única arma
                mi piel único paraguas
                y mi espíritu única avalancha

        Oh
        estrella

                                        llévate mi esperanza
                     contágiame la escarcha que aplasta la madrugada.

 
 
 
 

(de Retórica del Amaranto, inédito)

 

INTERPRETACIÓN DE LA NADA

Trueno en el silencio
Altas mareas arrastran su eco hasta el lugar donde la semilla se abre a solas
                sin necesidad de otra semilla

siglos intentan raíz en la bruma

Sonido desparrama tinta limpia sobre el légamo del orbe
encumbra el hocico hacia los acentos
que zozobran en la tormenta

Llueve entonación
        su argumento erige una voz que rompe en los farallones el mármol de
su espuma

Aquí
     el silencio se apaga

Allá
en el origen
          las palabras colisionan entre sí
                    El ruido

 
 
 
 

MECÁNICA DEL RUIDO

Cuando en el confín el ruido
                                             ta
                                             ja
                                             do
                                                por el borde del tiempo
era la luz
el único material del aire
                                                a través del que los cascos de lava se extendieron bajo el
cielo

Líquenes y paja brotaron de estos despojos para sujetar su resonancia al mentón de la
historia

Nunca como entonces
                              el rayo fragmentó cal y zafiro
                              del firmamento
y esparció agua en los ronquidos del paisaje

El verdor tragó toda roca izando los primeros frutos en el
                                                                             páramo

Esa turbulencia arrastró su cerdamen entre el celofán de las
                                                                             laderas

La niebla hirvió desde los tallos
                                                estrellas en su costra

De este modo
                         el mundo fue elevado a la claridad de un himno
 
 
 
 

Aguafuerte #1
Título/ INVENCIÓN DE LA TERNURA
Detalle/ El cráneo de Padre recuerda el aroma del sueño mientras es trizado por el casco de un caballo

De mi oído
mana una bandada salvaje

Su plumaje acrecienta la fibra del aire

¿Buscan estos pájaros lo que era mi sueño?

Sonido y brillo esfuerzo
        que echa
                andar al día
                        con la totalidad de un buey delante de mis ojos

    Pura como el anhelo de la lluvia
    mi sombra

      Párenme las cebadas un cabello largo que desborda
      su vena en los chaquiñanes

      Mi frente pule su peñasco bajo el orden de los astros

Espina dorsal mi cabeza
materia del horizonte

            alienta la llenura
            que vacía vaga en la memoria
 
 
 

Aguafuerte #2
Título/ CONSTATACIÓN Y RESONANCIA
Detalle/ Las manos de Madre cavando el foso donde será enterrada


la fatiga del vigía

Erizadas mis manos en la pulpa de la noche
                                    han rozado peso y vacío de lo que germina
                                    han logrado que la cáscara del alba reviente
su plegaria contra los cerros

                             y salpique sus átomos sobre mis dedos

Aquí está el porvenir

Mis
uñas horadan en él y lastiman lo infinito

                                    Hondo es el pulso que me arroja a este intento

¡Ah
   rasgada la quietud!
¡Ah
   por fin rasgada!
 
 
 


DE CÓMO LA PALABRA FUE AMINORADA EN EL PÁRAMO
Documento enterrado bajo la fuente de agua en el patio central de la Hacienda Magda Cantón Chunchi Provincia de Chimborazo

           Belleza
izas tu puño
       tu fulgor rebalsa la sustancia de toda verdad y toda flor

Canta en silencio
                      perfuma el corazón con indiferencia

Canta en silencio
                      apretuja en mi voz

Déjala sola Belleza
                      ultrajada
                      huérfana
Que en adelante La Palabra camine muda
                                            sorda
                                            ciega vigilada por los cerros
                                                                                        sin dirección

 
 
 
 

EL SILENCIO DE LA ESTATUA
Documento enterrado en el predio Almidón Pucará Comunidad Toctezinin Cantón Chunchi Provincia de Chimborazo

Mi cráneo es

No imaginas cómo sirve lo real para amansar el recuerdo
tamiza sus espinas las reduce a fragmentos

Un fragmento
      otro  y
            otro
vacío
            Vacía mi voz sorbe sombra

Qué me puede dar la brisa sino el recuerdo de mi forma en sus dedos

Mi forma es el misterio

No imaginas cómo sirve el silencio para embravecer el recuerdo
Inflama sus espinas las convierte en cuerpo

Un cuerpo en sí mismo
verdad

            Verdad mi ausencia sometida a la distorsión del tiempo
Qué le puedo arrancar a la brisa sino el olvido de mi forma en sus dedos.

 
 
 
 

Colaboraciones relacionadas

Comenta, si se te antoja...

Síguenos por redes

Suscríbete a La Ubre Amarga

Nos encuentras

Proyecto mARTadero | 27 de Agosto con Ollantay | Cochabamba - Bolivia

+591-4-4588778

laubreamarga@martadero.org