Fiorella Terrazas | Perú

Etiquetas:    


FOTO DE REPORTEROS INFILTRA2

PublicacionesAutores Recomendados

“Dejo cabellos en los bares” (Plaquette cartonera, 2013)
“Espinosza” (Publicación autogestionada, Mano Editorial Fantasma, 2015)

-Juan Ramirez Ruiz (Perú)
-Montserrat Alvarez (Perú)
-Alvaro Lasso (Perú)
-Willy Gomez (Perú)
-Eduardo Cabezudo (Perú)

 

 

 

Fiorella Terrazas

 
 
 
PALABRA DE HOTEL
 

“Por eso un poema no es un poema si no sabe congelar la muerte.
Por eso el hacha nunca llega a su cuello, pero está ahí, a punto de desmembrarlo.”
Alvaro Lasso

 

Él acaba de sonarse la nariz a vista y paciencia de los adolescentes
y en sus lágrimas se derrama la ausencia de un yo que los salve
Prófugos del mundo
¿Qué son 4 paredes arañadas en un hotel cualquiera de Lima, una cama tejana, dos cuerpos y un alma?
durmamos juntos esta madrugada de conversión → una persona bañada en charla de hierba explora lagunas mentales
Échale varios años a esta cárcel de penumbra,
y que se transcriban las voces en las interrupciones ruidosas de otras camas
Ahora que la historia se pone interesante imiten la grabación del predicador del Edén
No tengo duda que sus fragmentos de muerte colisionarán mis paredes porque la caída de su inocencia se fragmenta como mermelada de bombas
En perfecta expresión un hombre mira a otro a los ojos
El pueblo y la ciudad, el camino, el aullido, el recorrido detrás de la honestidad
Siento tensos sus músculos enredándose miserablemente / todo está bien: La guerra es imposible
y este periodo cubre los sueños dorados, es decir se impregna de rosas la espantosa gloria
Yo los amo hombres: La guerra es imposible!
Suspiro ciego de un libro en nuevo arreglo
Levanta el culo en el aire y balancéate, hazte sodomía, hazte enfermedad
Al son de este libro escrito con mis no manos,
Mientras soy la tierra y el cielo de su secreto: amor carnal + amor de alma = Fatalidad entre la lluvia.

La felación es un panegírico, una suscripción al cielo + un poto para la diversión
Una gran unión dentro de la burla no oficial, juntos finalmente una vez sin negarse a parar la historia
Sacando la sabiduría del viejo rostro
¿Nuestras épocas no fueron anunciadas?
Reciban la despedida de este hotel-columna vertebral
Adiós reyes, dolorosos renunciantes, en estas últimas páginas
En la marcha fúnebre
En la muerte de los héroes
Yo sigo aquí una liviana madrugada entrada en copas, con mis paredes rotas y mis camas lumínicas
A la entrada de sus futuros pioneros de impúdica piel.
 
 
 
 
ZOMBIE-LAND

Zombie-land es la avenida Arenales el Miércoles 26 de Agosto a las 8:30am con olor a manzana fresca y quinua quemada.
Amigo Santiago Queirolo,
Desperté de un sueño homosexual para pimpone-arte entre los machos seres amorfos kionésicos de Lima
En el aparcamiento de esta avenida se necesita una azafata para los trabajos más sucios en la licorería
Yo hago el trabajo de ser el maldito del valle / ¡Se necesita amor!
Y no más usufructos baratos en la niebla mal pagada, en la tinta negra que mancha una mano
Se necesita un esqueleto que dance las intermitencias del abismo, yo nada más soy un cúmulo en la mueblería de la casita del cuadro,
Allí me hallo inmóvil entre olor de pasteles finos y oleos resecos
Y también me hallo sentada en un cráter desierto, la última piedra del hormiguero,
Cruzando gritos y sensaciones con los insectos
Contando 1, 2, 3 mis bailadas en el país que no nos salva.

Amigo Santiago Queirolo, vamos a dejar de comer tierra y bautizar burdeles,
Realmente privémonos del Mexico City, de las mesas en forma de L,
Dejemos de malgastar la poesía en los callejones culturales,
soltemos las versiones simples de taxis de madrugada,
¡Ignoremos los aullidos y bienvenidas las partidas!
Yo me quedo roja en este New York andrajoso, y mis ramas desnudas, mis hojas secas, mi charco de veneno me latiguea,
Me patean en el aire, soy la farisea que bebe agua y un blues…
Santiago Queirolo este es un verano de 1950 en el techo de un hotel,
Cuando fumaba marihuana envuelta en una fotografía
Y la interrupción sadomasoquista me señala: la mente, la mano y el corazón.
 
 
 
 
LAS TIPAS DURAS ESCRIBEN POESÍA

Amados padres, me he lavado los dientes 12 horas seguidas,
Me he lijado con el jabón Palmolive y me he cortado las uñas
Para que la lucidez vuelva a mí y utilice mi cuerpo para el bien y no para escribir poemas
Que son el tedio de los sismos recurrentes en casa.
Quisiera que esto funcionara pero las grandes novelas no nacieron así, ni en compañía de alguien
ni con la inspiración blanca más memorable de la historia de los baños,
NO
El equilibrio natural de mi cotidiano no es una visión
Las interrogantes son los personajes enormes de mi cuento
Y el frio del hogar en esta noche terrible quiere dejar de ser hogar
Llorar en una carta con olor a ron, para darme cuenta de que la cama es la misma página del verano pasado
Que despierta de un sueño recurrente a 30 metros del suelo
Y el dolor pierde partes de sí mismo, cuando los abrazo,
me quiero quedar en la misma página,
quiero más helopanzym y echar gases toda la noche
pero es hora de dejar el mismo puente y una carta
dejar el pan viejo, sucio y escabroso de mi vientre en la mesa
que ustedes se rían de mí en alto nivel,
que se revuelva mi bomba de agua al pie del suelo,
y que los arcos oscuros trunquen mis esquinas.
La temprana noche se pela ante a mí en una calle principal,
Mi destino de pandilla se revuelve como un show.
 
 
 
 
ESCRIBO POESÍA PARA NO INSULTAR – PARA INSULTAR – PARA MATAR

1era parte:

Si caigo sola a una laguna de Shakespeare, no habrá quien me corte las alas con unas tijeras puntiagudas, no habrá quien intente hacer daño a las hormigas que se alimentan de mi cerebro en horarios consecutivos, ni abyecto que nos embriague a todos lento y seguro en una fiesta para luego fusilarnos apenas pisemos la calle; atravesemos la puerta / crucemos la pista y

¡Bang!

La crítica de tu vida como si estuviera trazada la línea por donde hay que caminar como la que las hormigas de mi mente siguen todos los días para hacerse de seso

¡Si pierdes el camino te vas de la casa!
Y un silencio evocador exulta la conciencia de c/u de nosotros

Ya no se puede morir o dejar de vivir una vida de muerte sin llegar al paroxismo
o gozar una bienvenida al hospital de los moribundos de Park Lane y orar!

orar en las grandes lluvias grisáceas de una carnicería, acercarme a un grupo de locos y escupir dentro de la vasija donde el minotauro se dejó caer al no encontrar la salida del laberinto

y que en ese momento esté presente quien me compuso la canción de la caravina, la que me cantaban de niña para dormir y haga el favor de pintar de neones los taxis que llevarán las flores para mi sepelio.

2da parte:

Gato-cajita musical de autotortura muerde como demonio en el dolor y el miedo tragado por un clavel en una paz que solo conoce el combustible, la tabulación superficial de mis labios en esta carretera invoca a los imperios bajo la solidaridad que destruye los árboles de Lima con la niebla de King para aceptar que he obrado mal en este estado conservador y escribo poesía para no insultar – no fusilar – perdonar a quien nos embriagó en invierno y nos disparó en la calle aledaña.

Estoy aquí para los horrores inimaginables, pero no para aniquilarlos sino para que me consuman y forcejeando acomodarme a la guerra de los hombres en donde hundimos el hocico cruzando la barbarie, regresemos por el tubo y sumémonos al coraje/ alimentémonos de nosotros mismos hombres que temen al ser desconocidos

3era parte:

Madre esta misiva es para ti, destruye de una vez el equilibrio de las galaxias que sostienes
porque estas líneas son las fundaciones de un designio:

Sé que no patino en la decadencia adecuada
Porque no me puedo sujetar del ruido que haces
Odias mi improvisación y quieres uniformarme con papel y firmas
Pero no voy a facilitarme el placer y ya he elegido mi utopía
No me señalarán en el frenesí como un clásico
No me vestiré-mística de color caqui
No chillaré-bruja en tono triunfal.

Madre, escribo poesía para NO MORIR
y si finalmente caigo a la laguna de Shakespeare espero que estés allí para que por fin YO MUERA, le des uso a tus tijeras puntiagudas, con ellas corta mis alas, mi cerebro; desaloja de su vivienda a las tontas hormigas que me dictaron esta carta y me dijeron que te llame para que me vuelvas a disparar.
 
 
 
 
MÁQUINA DEL TIEMPO

yo que he sido cuarta maraña en el pongo —
y zincada tropicalizada en el clítoris

azucena herrante
azucena marchita
que causa irrisión

yo que me he encontrado sola en el pasacalle conmigo misma
que doy de comer mis pies a las tarantulas

azucena deprimida
azucena dolicocéfala
que roba petalos

hinco mis rodillas para ver mejor tu látigo solar
yo que solo bebo la intemperie de este delito
me someto roja
yo que no fundo ciudades ni amanezco imperios
pero hoy, hoy dejo el aplomo
y de patas fuertes-hocico denso
hago esta construcción que cuelga
de rocosos padres plantados en el agua
para defendernos de los eriales sátrapas morlocks
estamos en el 802.701 sin saberlo
y no hay fruta que sane o seno del cual beber/ para el cual nacer
hay que abandonar la genuflexión
machacando el axioma
el que se enfrenta no se salva y yo ya no puedo recordar nada
porque aquí…aquí no se puede mirar atrás.
 
 
 
 
AEFECTO AFORISMO ASOCIAL

Constantemente por causa del efecto placebo entran cosas en mi ojo
cuando oreo con humito sano las huacas y me desprendo del cáncer
que se ha vuelto un motivo más para morir en esta ciudad que te hace guiñar a la fuerza
mirándolos a ellos cargar las bombardas
activando la explosión de la bomba química
ya no habrá quien salve a nuestros brujos
míralos
allí vienen con la intermitencia de mil estrellas
y ellas vienen a destruir esta “pulcra” caza
y construyen el hoyo en donde gritarán las tumbas de los niños
se atoran las bocas de los mundos sin que alguien las calle,
                                seres hipnopédicos todos sordos
viene cojeando una madre cargando el cadáver de sus cincuenta familiares
somos más los que no podemos ayudarle
el instinto social ya no se reproduce ¡Es un embuste!
suma los defectos de nuestra generación y la tuya.

¿Mi corazón se ha convertido en un pedacito de pollo broster o de pista en mal estado?

Pienso en atropellar sentimientos e inventar desobediencias
luego videarlo todo a proyección múltiple en localidades donde no saciaré la sed
pero retorceré la calma pujando el arte
y la esperanza abandona las ganas, rompe los sobres que la contienen y así me hundo en la maraña de una idea.
A veces apesto a pop music y comienzo a detestarme
le doy pleno pase al manifiesto de la verdad
en la oscuridad, el silencio, en la estrella ébano y su extrema negrura
donde se encuentra la verdad
porque en la sombra hace frío/está oscuro/no se ve nada/estamos ciegos
                                no me hagas que te cuente porque esa estrella guarda la verdad
de mí nacen los niños que tiemblan
a las madres se les empieza a caer las manos
vivo de espaldas a los astros,
en silencio al lado del trapo húmedo que es mi corazón sin camisa de alas blancas
negro es mi corazón que ya no quiere vestirse
solo quiere espantar pájaros muertos que cantan porque nadie los oye
cuando late tu <3
 
 
 
 
EROS

(Una mujer penetra por el culo a su hombre)

Yo, dueña del filo del mástil ardiente de deseo, babeado involuntariamente por su cuerpo dormido y solo, toco las teclitas de la máquina de escribir que es su pecho. Desde atrás toco, y palpita mi lengua dentro suyo. Es el segundo sexo: oloroso/agrio de un hombre aún no eyaculado, solo, triste y húmedo, toco su cuerpo con el cielo doloroso de mis senos, raspo con la mano que llevo marcada el corazón de su espalda, su sudor frío que se envuelve como humo en el firmamento, en el paraíso de los pezones desesperados que se clavan dentro suyo, le penetro.

Soy una vez más el filo de la navaja-animal, soy el delfín solitario que nada libre en un mar de hermosas lágrimas. Mis cica-trices que lo raspan son huellas de los azotes de la Luna, son las gotas tatuadas de un sexo bestial que descansa. Mi clítoris extraviado desde antes de nacer se desboca y grita, excreta las mismas alimañas y ácaros que siempre salen de su hocico.

Yo hago explotar a pulso cada uno de sus sentidos de hombre, aplacando su poder de león furioso, que ahora es un macho violado el cual aúlla despacito, hasta que la noche deja de ser noche, hasta que la brillante última gota de su espalda caiga por fin lentamente en una siniestra laguna de jugo de naranja que se halla en el suelo. Quedamos abrazados, somos los silenciosos monjes de este palacio que nace de nuestros cuerpos, formamos juntos las cavernas del exilio de los ecos, que dorados, trans-forman aquella obscuridad en una nueva selva virgen.

 
 
 
 

Colaboraciones relacionadas

Comenta, que para eso somos una editorial digital

Síguenos por redes

Suscríbete a La Ubre Amarga

Nos encuentras

Proyecto mARTadero | 27 de Agosto con Ollantay | Cochabamba - Bolivia

+591-4-4588778

laubreamarga@martadero.org