Rolando Martinez Trabucco | Chile

Etiquetas:    


ROLO

BiografíaPublicacionesAutores Recomendados

Profesor de Educación Básica por la Universidad de Tarapacá. Ha obtenido el Segundo Lugar del Premio Lagar y menciones honrosas en los certámenes Eduardo Anguita y Stella Corvalán. Además, ha sido beneficiado con la Beca de Creación Literaria por sus libros Salmo a la Chicha, La casa de la muñeca, Ciudad Bárbara y La Copa Martínez.

-Yeguas del Kilimanjaro, La liga de la justicia 2015

-Juan Pablo Rodríguez (chile)
-Víctor López Zumelzu (chile)
-Diego Alfaro Palma
(chile)
-Francisco Ide
(chile)
-Andrés Urzúa de la Sotta 
(chile)

ROLANDO MARTINEZ TRABUCCO

 

GINGER LYNN

gynger

mil novecientos ochenta y tres
-el año del cerdo-
ella dijo:

si puedo hacerlo con ron jeremy
puedo hacer cualquier cosa en el planeta

ese año en que el papa juan pablo segundo
      / respiró la sed del continente nuevo
dios mío
ella enseñó sus pies desnudos
      / en surrender in paradise

ella lo hizo con tom byron jerry butler
      / y un lechero peter north
(mientras moría karen carpenter
o aparecía nintendo
ella escribía en el vacío
      / con un par de águilas azules)

ella se estrujó la vaina frente al globo
cuando lucas estrenaba el regreso del jedi
(quede claro:
ninguno de nosotros fue ungido
      / con sus huesos en las calles
empero la niñez y la miseria
vivíamos asiduos a la luz de su vagina:
ay dios / sus genitales
virutas del color del fin del mundo)

cuando ella trepó
la humilde montaña rusa de eric edwadrs
john mcenroe se coronó
      / campeón de wimbledon
y el hambre se empozaba como el chancro
      / en los villorrios etíopes
mientras slumber party llegó
a estacionarse en las vitrinas de los video clubs
we are the world cantaba michael jackson

para entonces el mundo daba giros rebeldes
      / del tamaño de la verga de john holmes
mas luego vino la mano de dios / chernobyl
una minuta de los días

mil novecientos ochenta y seis
terremoto en la ciudad de san salvador
ginger lynn abandonó el cine porno
      / mientras el challenger se atomizaba
y yo ascendía al morro de la ciudad junto a mis padres
esperando el paso del cometa halley

 

 

TRACY LORD

TRACY LORD

2

la frecuencia con que las ballenas se entrelazan
es inaudible desde una ciudad
no hay lingüista que asegure los efectos
      / de aquellas formas
            / entre los humanos
sin embargo alguien la advertía
      / desnuda y transitando en esa lengua
alguien decía ella es una sílaba cromada

una palabra
una esquirla
el verbo de un cetáceo
varado en el campo semántico
      / de las prohibiciones

el océano es un cuadro de ejercicios
      / donde se simulan
            / límites azules y escafandras
es / su cuerpo blanco y las mil voces que refulgen
de una manada de ballenas que se disputan
      / la parte fría del atardecer

cualquier zumbido bajo el agua
era capaz de retratar su cuerpo en
      / las oscuras cintas del VHS

incluso una arista devenida de la profundidad
cimbraba la pureza en su fachada
como una pluma que cae
      / desde el abismo magnético
y que revive a su paso / un gran número
      / de palabras muertas

pero lo cierto es que un símbolo de calcio
      / y turbia inmunidad
            / trizó su paso por la gloria:

su voz ahora apenas un silencio
      / que perfora las paredes

(el resabio de las voces submarinas
un penoso charco donde las luciérnagas
      / se empozan)

 

 

KASCHA PAPILLON

KASCHA PAPILLON

<<la transmigración es algo así como el viaje que realiza
el espíritu a través de las diversas formas de vida a las que anima
momentáneamente, mientras dura su vida para luego retirarse
sin sufrir cambio alguno>>

dibujo apenas un instante
en el lugar donde nace el sol
escribo:

kascha antes de kascha

quizás tan sólo la línea en el lomo del tigre
el trazo más negro de un cuadro
      / que solía impresionar a los burgueses
la proyección de una sombra mezquina
que negó formas y umbrales:
un tizne indescifrable:
una mancha:
una marca del artista
retratada en la pintura

pero tan pronto pienso en el oriente
—shanghái city pekín
digamos la reserva natural de wolong—
grabo nenúfares en los papiros
y pregunto
en qué momento su olfato
se fugó a las lides de una escena
en qué tiempo sucedió
eso de abandonar la intimidad del tigre
ser el fuego de una amoratada mariposa
que dormita como un témpano
a la altura de sus nalgas amarillas

dibujo apenas un instante
en el lugar donde un surfista taza el ritmo del oleaje

escribo kascha antes de kascha

quizás la espuma de un agua secreta
la sal que dibuja el mauna loa sobre la arena
el génesis primero de un enjambre de esferas
comprimido en un vaso de agua y bicarbonato

pero tan pronto miro la imagen de un surfista
      / sobre la inmensa ola de waimea
comparo el cuerpo de una actriz con una playa vacía
y pregunto
en el idioma estival de la espuma
en qué fragmento del viaje
se esfumó el rigor de un arrecife
por el pubis y la fuerza
de aquello todavía prohibido

en qué lugar varó la indefensión del plancton
para pronto trizar el silencio
con la escala cromática de un alarido

o ser / en la holgada fauna
la imagen de una mariposa compungida
que destroza la pared de su crisálida
para echarse a volar frente a la luz

dibujo apenas un instante
en el lugar donde se apresta el camerman
      / a retratar su iridiscencia

escribo kascha antes de kascha

quizás la desnudes expuesta bajo el sol californiano
dos medusas
dos caracoles y su danza barrosa
en fin:
dos cuerpos
      / desde donde escapan los signos
            / de una lengua uniforme

pero tan pronto detallo el sudor en la espalda

descubro los negros relámpagos de un tigre
como zarpas como escamas de peces koi
que nadan bajo la negrura de una noche
en la podrida atmósfera de un film

la trascendencia hace lo suyo
entremezclando jugos y símbolos
el fuego fatuo de un volcán
o el olor desvencijado del agua salada

cualquier remota insinuación de los días pasados
cabe en esta parte de la historia
en que la carne devora a la carne
y en el acto
se abstraen las luces de la humanidad
y hay un olor a karma en la saliva
como brasas o cuchillos en la boca
 

 

STACEY DONOVAN

stacey donovan

2

algunas noches me pregunto
¿qué mensaje guarda un pequeño gemido
si al escuchar su voz delgada
sobreviven estrellas deslucidas
      / y grafemas?

¿por qué será que al cabo de tres décadas
aún su cuerpo expele
una brillante hebra
      / de adormecimiento?

algunas noches
su rostro refulge apenas sobrexpuesto
      / en la pantalla fría de un televisor
aún así la imagen que promueve
el delgado ojo del visillo
es una escena donde la contemplo
      / y me masturbo
acompasado de toda soledad
      / que abunda en las estrellas
algunas noches
oírla liberar un clímax
      / en la habitación
infunde la misma expectación
      / que una tormenta eléctrica
            / sobre la ciudad

(su sexo es un idioma
      / que advierte en el bullicio
delgadas líneas que la excitación corrompe)

algunas noches mientras gime y en el aire
      /flotan los resabios de su lengua
escribo sin embargo
porque un poema es una pequeña jaula
      / repleta de canarios

un trazo de cinta magnética donde las palabras
      / en su conjunción deforme
intentan desnudarla
y poseerla

 

 

CANDIE EVANS

candy evans

1

mil novecientos ochenta y nueve

el verano nunca fue otra cosa
/ que su cuerpo desnudo en el televisor
sol mediante mancebo erecto y al acecho de sus poros
/ luminosos
su rostro que en otro lenguaje parecía decir:

            ok/ muchacho
            escribirás para mi

aprendí del hambre reflectada
      / al fondo de sus piernas de aluminio
un poema de tu fu
(la tráquea de cela emanado fuego
      / espeso sobre el horizonte)

porque al fin y al cabo su sexo
      / fue también literatura:

la sensación térmica de un frío
      / que obnubilado redacta su muerte
            / en la canícula

porque delante de mi estaban
      / sus pechos como balas
            / que rozaron la boca
su lengua como un peligroso papiro
en el cual sigo sediento

2

ella dijo:

muchacho
esto es la poesía:

la forma del semen tibio por encima del vientre
el movimiento en low motion de mis nalgas
      / cuando en ellas cae el peso de la anatomía ajena

3

el tiempo mudo no suele manifestar objeciones

sin embargo hasta hoy arden los pájaros
sobre su carne que es un jardín
      / donde echarse a imaginar palabras
      / en las nubes torpes del verano:

lo dice el hálito de espuma que deviene
      / de sus cavidades:

candie evans en escena escribía
      / poemas
y yo en estos versos
tan sólo una fugaz pornografía

 

 

MARILYN CHAMBERS

marylin chamber

1

nada más tierno que esa fotografía
      / de marilyn chambers
donde posa en la azotea de un edificio
con una flor a la altura de su hombro derecho

nótese la imagen está en blanco & negro
analogía perfecta de quien fuese protagonista
de la primera escena interracial
      / del cine triple equis

(en diagonal a su rodilla
puede verse un letrero que dice porno films
mientras la calle retrata
una larga sucesión de obreros
      / y empleados públicos
            / que vuelven del trabajo
y que transmiten la erosión de su rutina
como una esférica y romántica versión
de la pobreza)

a simple vista nadie pensaría
      / que esa tierna rubia
—cubierta solo
de una pulcra toallita blanca—
alguna vez
recibiera en su interior la tranca
      / del bien dotado johny keyes

pero es en esta imagen seráfica o sublime
donde aflora el rigor
con que el espacio
      / se hace dueño de las cosas:

la luz de toda una galaxia
es capaz de penetrar
      / la escasa forma de un televisor

(como todo el ruido de una gran ciudad
que irrumpe como pez en nuestras corneas)
 

 

SHANNA MCCULLOUGH

shanna

¿qué pasaría por la cabeza de randy spears
mientras compartía roles con ella?

¿en qué estuvo robert kerman
sino escrutando polvo a polvo su profunda
      / y fría desnudez?

¿qué devino en la mollera  de mike horner
cuando al desvestir su tronco blanco
emergieron los pezones más pequeños del mundillo?

¿será posible concebir la vida como es de costumbre
luego de haberse impregnado la zona pectoral
con el sudor pulido de sus dos axilas?

¿podrá el raciocinio escapar
      / de sus labios mayores
(mayores casi como el corazón
      / de un gran cetáceo)
montar ese cuerpo infinito
para luego ir de regreso a los vestíbulos
      / obviando el jugo del escarnio
la sed eterna
o cualquier resquicio
de la luminosidad sin formas?

si yo hubiese sido randy spears o mike horner
proferiría palabras de amor a los desamparados
insistiría en la locura hablándole a los pájaros
      / con la transparencia y el fornicio
            / de un demonio de la carne

pero aquí estoy a dos metros del acuario donde
      / se prolongan sus fluidos

tan solo pensando:

si fuese mi nombre johnl leslie
si yo hubiera sido robert kerman

Colaboraciones relacionadas

Comenta, que para eso somos una editorial digital

Síguenos por redes

Suscríbete a La Ubre Amarga

Nos encuentras

Proyecto mARTadero | 27 de Agosto con Ollantay | Cochabamba - Bolivia

+591-4-4588778

laubreamarga@martadero.org