Entrevista a Jorge Saavedra | Chile

Etiquetas:    


foto mia

BiografíaPublicacionesAutores Recomendados

Ha sido fundador del boletín literario “Pablo de Rokha”, director de la revista literaria “La balanza” y locutor del programa radial “Limpiando vidrios” de la radio comunitaria “Placeres”, transmitido en la clandestinidad desde la cárcel de alta seguridad de Valparaiso/Chile. Actualmente dirige el proyecto editorial “Canita cartonera” llevado a cabo en la cárcel de alta seguridad de Alto Hospicio/Chile.

-“Grandes vidas ejemplares” Antología a cargo de Mauricio Redolés
-”Entre sombras y barrotes” Antología a cargo de Priscilla Oses
-”Ideas ruidosas” Antología a cargo de “Canita cartonera”
-”A pesar de todo” Ediciones Campus
-”Poemas sueltos” Autoedición
-”Insomnie” Edición bilingüe español-francés, Editorial “Babel Cartonera”, 2015.

Victor Hugo Viscarra (Bolivia)
Pablo de Rokha (Chile)
Gladys Gonzalez (Chile)
Daniel Rojas Pachas (Chile)
Roberto Bolaño (Chile)

JORGE SAAVEDRA

-Acabas de terminar un largo periodo de encierro y de tomar la dirección del proyecto editorial canita cartonera, llevado a cabo precisamente, en el centro penitenciario del que acabas de salir. ¿Cómo vives el hecho de estar a cargo, además, de los talleres que la editorial imparte en el penal?

Es una experiencia súper fuerte, primero, el haber estado tanto tiempo recluido (nunca privado de libertad) y luego volver desde el exterior es como un eterno retorno, pero ahora transitado desde una perspectiva libertaria. Yo lo veo de la siguiente manera: el delincuente, de alguna forma, en su pensar ya va contra lo establecido, claro que sin tener conciencia de que la forma o la acción que ejecuta contra lo establecido, es ineficaz. Ahora vuelvo con objetivos claros.

¿En qué ha cambiado la relación con los chicos que en este momento continúan escribiendo dentro?

En Nada

-Llevas años ligado a la escritura  y a la gestión cultural, cuéntanos sobre las principales dificultades de llevar a cabo ambas al interior de una cárcel. Y coméntanos sobre cómo las estás manejando en esta nueva etapa.

Las dificultades nunca han sido obstáculo, todo lo contrario, siempre he sentido que es mi deber hacer lo que hago. Una persona con ideales libertarios, tiene la obligación de generar conciencia en cada instante, eso sí, he tenido grandes luchas con los regímenes penitenciarios. He tenido que liderar huelgas, por ejemplo, para recuperar ciertos derechos que todo humano debe tener. Por lo mismo fui trasladado y derivado a penales de alta seguridad, los cuales no fueron impedimentos para continuar con mi forma de ser y actuar. Desde ahí, es una lucha diaria. Siempre hay alguien que requiere de ser alfabetizado, o que necesita conocer sus derechos.

-En relación a la canita cartonera. ¿Cuánto y cómo afectó en tí el haberte ligado al proyecto?

No veo que me haya “afectado”, siento que tenía que ser así. Siento que mi destino está atado a las “prisiones” ya que para mi existen diferentes tipos de cárceles. Las mentales, por ejemplo, que son las peores. Personalmente pienso que la ventaja de estar preso en una prisión física, es que uno toma conciencia precisamente de que se está preso.

-Qué tienes pensado para el futuro próximo de la editorial? 

Realizar un concurso literario nacional carcelario, reactivar la pagina web, publicar una antología con los nuevos integrantes del colectivo “una fisura en la muralla” y continuar con el trabajo del fanzine (homónimo) que verá la luz una vez al mes (o cada dos o cada tres) porque existe una forma de reunir los textos a la manera de correos humanos (un tanto clandestinos) que eluden la vigilancia. Esto porque dentro de un centro penitenciario de alta seguridad existen micro mundos llamados módulos, a los que solamente se puede acceder con un custodió.


-Quienes te conocemos, sabemos perfectamente que la escritura ocupa un lugar importante en tu vida, háblanos de tu proceso. ¿Qué temas son los que te interesan y de cuales no hablarías en tus obras?

Yo siempre me he sentido ligado a la escritura. Para mí no existen temas inhablables, el no hablar es coartar mi libertad creativa. Eso sí, existen temáticas que me interesan, unas más que otras. Me inclino por las sociológicas, el trabajo infantil, el flagelo de la droga y lo más terrible: la fabricación de la delincuencia, ya que según mi opinión, en nuestra sociedad existe una NO voluntad para superar esta problemática. Yo apunto por ejemplo, a poner en evidencia que así como la salud y la educación son un negocio, las cárceles, también son un industria muy rentable.

-Reconoces errores frecuentes-o no-en tus escritos? Cuáles piensas que serían estos?

Creo tenerlos , y son parte de mis códigos, por ende no se revelan.

-Estás leyendo algo en este momento? ¿Qué libro no nos recomendarías?

He estado leyendo a bukowski, pero ahora no tan preocupado por el libro. Recomiendo al Rojas Pacha, a la Gladys Gonzalez. No recomiendo los textos escolares.

-Y para terminar lo que se te antoje, puedes decir y extenderte lo que desees.

La canita es un ente poderoso que, aunque que existan un millón de barreras y un millón de detractores, ha demostrado que puede seguir subiendo peldaños y mantenerse firme. Los hechos lo demuestran. Salud y fuerza a todas y todos.

 

Colaboraciones relacionadas

Comenta, que para eso somos una editorial digital

Síguenos por redes

Suscríbete a La Ubre Amarga

Nos encuentras

Proyecto mARTadero | 27 de Agosto con Ollantay | Cochabamba - Bolivia

+591-4-4588778

laubreamarga@martadero.org